martes, 4 de agosto de 2009

Días aciagos

Hace unos meses, cuando me quedé sin curro, pensé (inocente de mi) que tendría tiempo para actualizar esto de vez en cuando, y que no tardaría demasiado en volver a currar (inocente o idiota, tú decides).
Ahora, mientras el asfalto se sofríe a fuego lento en Madrid, es hora de replantearse cosas, de pensar y meditar profundamente.
El conejo... digo, el consejo de hoy es de Carmen (los hombres coche), de Zevilla, o de cualquier otro sitio: hacedme el favor de ser "felises".
Pues eso, seguiremos en contacto...




¿o no?
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora