lunes, 23 de noviembre de 2015

Sorpresa desvelada

Se desveló la sorpresa, en vivo y riguroso directo, a las personas a las que iba dirigida en primer lugar. Mereció con mucho la pena guardar el secreto tanto tiempo, por las expresiones de sorpresa y por lo inesperado para todas las personas en cuestión.

Y ahora, lo escribo por aquí, para dejar constancia... Tengo carnet de conducir, y vehículo motorizado, al que he bautizado como Gorgona (o Gorgonita) en honor a la más famosa y conocida de ellas: Medusa. También por todos los significados asociados al mito tradicional, pero sobretodo por la petrificación producida en quienes me conocen... NOBODY EXPECTS THE SPANISH INQUISITION!!

En fin, apesta un poco a líquido de embalsamar pero que me va a llevar y traer de viajes y nuevas aventuras.

Archivo de la bitácora