martes, 9 de febrero de 2016

Títeres y marionetas

A raíz de la detención de 2 titiriteros en el pasado Carnaval de Madrid, acusados por enaltecimiento del terrorismo por representar en su obra un montaje policial en el que, precisamente, se utilizaba éste ardid para detener a los personajes.

Todos los medios de comunicación, marionetas de los verdaderos poderes del país, los económicos, se han volcado en decir por activa y por pasiva que la medida está muy bien, porque hay que defender a los niños y sus inocentes y maleables mentes, pero que a lo mejor debería haber más responsabilidades políticas.

La responsabilidad política deberían tenerla quienes han corrido a rasgarse las vestiduras por una cosa que vieron, según parece, una treintena de personas, pero que no han dicho ni media palabra sobre la libertad provisional para un "supuesto" pederasta, profesor de instituto en Barcelona durante más de veinte años; o sobre las familias con niños pequeños que se quedan en la calle con cada desahucio hipotecario; o sobre las mujeres y niños que siguen sufriendo violencia machista cada día en éste mismo país. Sin embargo, no tardan en mezclar churras con merinas con la demagogia de manual a la que nos tienen acostumbrados, porque si es el mismo partido financiado por Irán o Venezuela, porque negocian con independentistas...

Pues son dictaduras, los sistemas de gobierno que denuncian los patriotas como enemigos de la democracia española, las que suelen encerrar a disidentes e intelectuales por denunciar su realidad, encarcelan a artistas y directores por plasmar críticas en sus obras. Y ya ha sido casualidad que una obra de marionetas, en la que se denuncian los montajes policiales, se haya quedado corta a la hora de representar la calaña política, incluso la de "progreso y cambio", que también han dicho lo que les ha parecido aunque con más tibieza: lo de mandarlos a la cárcel ha estado mal, pero la obra era "inaceptable, inadecuado y deleznable".

A éste paso, hasta ésta bitácora terminará pasando el filtro de seguridad del Estado, por poner en con palabras lo que cruza mi cerebro, por compartirlos con la gente, por "fomentar" mis ideas locas y mis cuerdos pensamientos.

#LibertadTitiriteros
#LibertadDeExpresión

Archivo de la bitácora