jueves, 17 de marzo de 2016

Nuevos movimientos

De nuevo toca moverse, cambiar de aires ahora que ya me había acostumbrado a Alicante. Se ha confirmado que cierran mi proyecto aquí, pero por alguna extraña razón, mi coordinador de departamento ha creído que era buena idea integrarme completamente al equipo. En Sabadell. Y lo antes posible.

De hecho, si por él fuera, ya estaría allí dándolo todo. De momento tengo pendientes un par de cosas antes de irme para allá, a saber:

- Revisión salarial por parte de mi consultora. No he pedido demasiado, teniendo en cuenta que la vida es más cara en Sabadell que en Alicante (empezando por el alquiler de habitación, que de entrada piden el doble de lo que pago aquí), o que paulatinamente me van a meter en el calendario de turnos y guardias.

- Alojamiento: como acabo de decir, los alquileres de habitaciones, no digo ya un estudio o piso pequeño, se disparan como mínimo al doble de lo que pago actualmente. Y aunque mis compañeros ya me han ofrecido algún sofá si lo necesito, no quiero irme sin tener al menos algo visto de antemano.

- Despedirme de la gente, y creo que es lo que peor voy a llevar. Me he encontrado con tan buena gente aquí, personas que me han acogido y aceptado tal como soy, que me han hecho sentirme querido y me han emocionado, buenos compañeros de trabajo y cervezas...

Espero ir actualizando el tema, en Semana Santa estaré por la zona a la que me el destino me traslada, miraré alguna cosilla por ahí, y os contaré de nuevo. De momento sigo en Alicante hasta final de mes, luego Sabadell, y después, el Kharma dirá.
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora