jueves, 30 de junio de 2016

Retomando tomas

Una de las cosas buenas de repetir tomas, de retomar algo que nos gustaba, es la posibilidad de seguir cometiendo los mismos errores u otros nuevos, de observar detalles que antes pasaron por alto, o descubrir el fallo que agrieta el conjunto.

Me sucede con las lecturas, con las películas y con las personas, releo con renovado interés, reviso cintas con otros puntos de vista proporcionados por la edad, vuelvo a quedar con la gente que me apetece ver de nuevo por el mero hecho de compartir unos instantes y frases. Es con ciertas personas, y son escasas, con quienes no sólo me siento a gusto, si no que me planteo verlas más a menudo, mi cerebro se siente cómodo, y mi cuerpo relajado.

Retomar la misma vista cada mañana, ver el mismo rostro con diferentes luces o sombras, tomar la vida como viene y saltar al futuro con quien más te guste. Ésa es la finalidad de repetir.
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora