martes, 7 de marzo de 2017

Vueltas rozadas

Las vueltas del planeta y de la vida me han traído ésta semana a Las Rozas, a probar si mi puesto en el proyecto se puede mantener en la distancia. También a enseñar el negocio al nuevo, un mozalbete de 50 años que parece venir ya curtido de casa.

El traslado es temporal, la semana que viene me vuelvo a Terrassa para hacer el turno de tarde en Sabadell, pero las negociaciones sobre el cambio definitivo de ubicación parecen avanzar a buen ritmo, y pronto tendremos novedades novedosas sobre el tema de mi vuelta a Vallekas. Y sobre mi próximo viaje a Santiago de Chile para visitar a mi hermana y sobris, pero esto tendrá que esperar a después de Semana Santa, ya os voy avisando.

Así que estoy combinando el Cercanías con la Kalimotxera (mi primera bici, una BH California X3),que es la bici más pequeña que tengo, y dado el volumen de pasajeros del tren, demasiado grande sigue siendo... Al final terminaré por comprarme una plegable, aunque me fastidia no haberlo hecho antes, con lo de moda que están por Barcelona las Brompton... Ni me planteo venir con la Gorgona, que lleva unos días aparcada, y se tirará mucho más seguramente si sale bien el traslado.

Hasta la próxima entrada en vuestra bitácora amiga, sigan pedaleando.
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora