sábado, 8 de noviembre de 2008

Combatiendo trolls

Empiezo hoy hablando del simpático comportamiento de algunos especímenes de humano: criticar mediante el insulto fácil a los demás, ocultándose en el anonimato que, supuestamente, ofrece la red. Habitan en foros de diversa índole, y básicamente se dedican a escribir y responder al resto de usuari@s usando muchas mayúsculas, corrigiendo el más leve error gramátical u ortográfico, y cayendo demasiadas veces en las faltas de respeto.
Esto viene a cuento debido a ciertos "personajes" que últimamente han pululado por el foro de la BiciCrítica, y enlaces a terceros. Gente con personalidad múltiple, que disfruta perdiendo el tiempo y haciéndoselo perder a los demás, defienden su opinión como la única verdad universal, a capa y espada, aunque les des la razón, negando sistemáticamente la validez de las demás opiniones si no se adaptan a la suya propia.
¿Cómo tratar a éstos individuos? ¿Es tolerable esta actitud, en un mundo cada vez más global y heterogéneo? Si la diversión de tipos así consiste en esto, tal vez ha llegado el momento de pensar en cómo actuar. Si deberíamos tenderles una mano amiga para aumentar su círculo social, o por el contrario deberíamos tratar de censurar sus opiniones y hacerles caer en el ridículo (más de lo que lo ahcen ellos solos).
Las respuestas a estas preguntas abrirán paso a otras preguntas aún más interesantes, así que os dejo meditándo mientras os doy el conejo... digo, el consejo de hoy, que corre a cargo de un viejo tema de DCD y ya he puesto recientemente en un comentario en la bitácora de Fer: "contra la crisis comamos caca (coprofagia)".
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora