miércoles, 21 de abril de 2010

Sospechoso

Ésta misma mañana, para ayudarme a llegar tarde a la reunión preparatoria de la reunión del viernes, me han echado un cable las ultrafuerzas de seguridad.

Tenian montado un pequeño control en Méndez Álvaro, justo antes de llegar a la estación de Atocha, y me han invitado a pararme y darles mi documentación. Amablemente la han llevado a la lechera, y me han registrado la bolsa y su contenido y los bolsillos. Con el bolso han tenido rato: bolsita de herramientas de la bici, funda con USBs y cables, bolsa con pantalón impermeable, impermeable convertido en bola...

Pero han terminado y mi DNI seguía en su poder. No podía llamar por teléfono mientras estuviera en el control (agente con fusilaco dixit). Mientras emulaba a Sara Montiel, fumando y esperando, han parado a un excompañero de cuando curraba en Indra-Telefónica, a otro chaval en bici, más coches y furgonetas, pero casi todos han estado unos pocos minutos.

Una hora de reloj me han "retenido". Pintas sospechosas, pelos largos y barbuzas, montado en bicicleta... ¡Sospechoso! Puede que sea peligroso, vigiladle bien que no se mueva... Podría ser etarra, o talibán, o ambas cosas.

Flaco favor nos hicieron los mass media a los ciclistas cuando resaltaron que, las detenciones de miembros del "movimiento vasco de liberación" (José Mari "Ánsar" dixit), se produjeron cuando éstos circulaban en bicicleta. Eso, unido al escaso cociente intelectual que piden para entrar a formar parte de los de siempre, y que casi todos los que entran son los que suspendían y la liaban...

En casa me han dicho que tenía que haberme despedido con un "Eskerrik kasco", y el conejo... digo, el consejo de hoy es que bebáis pacharán desde el desayuno, a media mañana tienes una voz aterciopelada y seductora casi seguro.
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora