martes, 31 de diciembre de 2019

Películas y series vistas en 2019 (Requiem final)

Vamos a ir cerrando el año,
seguimos con el listado,
que la vida de ermitaño,
innecesariamente ha alargado.

No voy a repetir cuáles he visto. Quien quiera investigar, hay entradas anteriores (guiño, guiño). Arrancamos...

Batman y Superman, la película (animación)
La Liga de la Justicia
Aquaman
Attack on Titan: el arco y la flecha escarlatas (animación)
Rock'n'rolla
Attack on Titan: las alas de la libertad (animación)
Star wars: Rebels. La chispa de la Rebelión (animación)
Vexille (animación) Merece la pena sólo por la banda sonora, pero es que además el guión parte de una idea tremenda.
El último cazador de brujas
El hombre de acero
Superman vs La Élite (animación)
Sherlock: la novia abominable
Buñuel en el laberinto de las tortugas (animación)
Lo dejo cuando quiera
Doom
Big mouth (serie de animación). Temporada 1, entera en un día, los episodios 1 a 10, vaya.
Deadpool
Batman vs. Superman
Escuadrón suicida
La muerte de Superman (animación)
Rick y Morty, temporada 4, episodio 1 (animación)
Ocean's eight
Scooby Doo
Cavernícola (animación)
Deadpool 2
Spark, una aventura espacial (animación)
La última cazadora de dragones
Baywatch
Vampiros a la sombra
Justino, un asesino de la tercera edad (lo dije en directo en https://twitter.com/Mojarrison/status/1195963540772925440)
Cactus Jack
La increíble pero cierta historia de Caperucita Roja (animación)
La crisis carnívora (animación)
Paul
Lluvia de albóndigas (animación)
Tadeo Jones (animación)
Mars attacks!
Into the woods
Rick y Morty, temporada 4, episodio 2 (animación)
Shaolin soccer
El secreto de los Hermanos Grimm
El regreso de Mary Poppins
Tomb raider
Rick y Morty, temporada 4, episodio 3 (animación)
Tofu (animación)
Robot Chicken: Star Wars 1, 2 y 3 (animación)
Infiltrados en el KKK
Futurama: el gran golpe de Bender (animación)
Futurama: la bestia con 1 millón de espaldas (animación)
Futurama: el juego de Bender (animación)
Appleseed alpha (animación)
Akira (animación)
Ghost in the shell 2: Innocence
El Mandaloriano, temporada 1, episodios 1 a 4.
Star Wars ep.VII, el despertar de la fuerza
Star Wars ep.VIII, los últimos jedi
Star Wars ep. I, la amenaza fantasma
Star Wars ep. II, el ataque de los clones
Star Wars ep. III, la venganza de los sith
Star Wars ep. IV, una nueva esperanza
Star Wars ep. V, el imperio contraataca
Star Wars ep. VI, el retorno del jedi
Rambo, last blood
Yo soy Dolemite
Futurama: hacia la verde inmensidad (animación)
Vaiana (animación)
Mascotas (animación)
Ghost in the shell (animación)
Ghost in the shell
Barb Wire
Dos chalados y muchsa curvas: el comienzo
Capitán Marvel
Vengadores: Infinity war
Vengadores: End game
El Mandaloriano, temporada 1, episodio 5.
Transformers Prime Beast Hunters: Predacons rising (animación)
Transformers
Transformers 2: la venganza de los caídos
Transformers 3: el lado oscuro de la Luna
Rick y Morty, temporada 4, episodio 4 (animación)
Transformers 4: la era de la extinción
Transformers 5: el último caballero
Terminator
Terminator 2: el día del juicio final
Terminator 3: la rebelión de las máquinas
Terminator: salvation
Terminator: génesis
Jonah Hex
Los Vengadores (1998)
Shooter: el tirador
Doomsday, el día del juicio
El Mandaloriano, temporada 1, episodios 6 y 7.
Street fighter: el puño asesino
El protector
Exodus, dioses y reyes
John Wick
John Wick 2: pacto de sangre
John Wick 3: parabellum
Sniper: el legado
Taxi driver
Año Mariano
Hansel y Gretel, cazadores de brujas
V de Vendetta
La vida de Brian
The Witcher, temporada 1, entera, aunque, en el episodio 5... me quedé dormido a la mitad...
Rogue one (quería comprobar una cosa, y que me aspen, era cierta)
Rick y Morty, temporada 4, episodio 5 (animación)
El Mandaloriano, temporada 1, episodio 8
Once upon a time in Hollywood
La familia Addams
La familia Addams 2: la tradición continúa
Lobos de Arga


Y un poco a modo de propósitos de año nuevo, disfrutar de las siguientes:
Mala Hierba - comedia francesa
Doctor Sueño
Undercover brother
Uncle Drew
Mother. Ésta de hecho me la recomendaron personas con diferentes gustos, así que tengo cierto hype con ella.
La familia Addams (animación). La última peli de animación de una delicia de franquicia, originalmente concebida como tira de prensa para criticar, según parece, los sinsentidos del capitalismo (Fun fact).
Yoga hossers
Jay and Silent Bob reboot. ¿Qué esperabais, después de ver la cabecera del blog?
Doom annihilation
Zombieland 2
Terminator: destino oscuro
Le Mans 66
Batman: hush (animación)
¡Piratas! (animación)
Y luego seguir con las series, continuar con Big mouth, empezar The witcher, esperar con ansia puta la segunda temporada de The Boys...

lunes, 30 de diciembre de 2019

Ensoñaciones matinales

Transcurren mis días en la rutina: amanezco demasiado temprano y demasiado sólo, me cafeíno el sopor y entro a la ducha. Ya con el disfraz de trabajador formal puesto, me encamino a la oficina, con la abulia que siempre me alcanza cuando las tareas son repetitivas. Una vez llega el final de la jornada, vuelvo de nuevo por el mismo camino hacia el punto de origen. Algunos días, paro a hacer compra, pero la mayoría es un viaje de ida y vuelta sin paradas. Madrugar, ir a la oficina, esperar a que llegue la hora de salir aguantando a ineptos e idiotas, volver a casa, quedarme dormido viendo películas o series, repetir.

Cuando salgo, la oscuridad rodea la carretera, sólo se ve la Luna y algunas estrellas en el cielo negro, alguna surcando el infinito, y la parte de vegetación que cubre los arcenes de la carretera, en los bordes fugaces, bajo la iluminación de los faros. Es demasiado temprano para cualquier cosa, y salvo algún animal silvestre, o algún otro conductor agraciado con madrugar (o trasnochar, según se mire), suelo ir sólo gran parte del camino.

En ocasiones, tras un momento, me sorprendo en algún punto del camino sin recordar el último par de curvas, ensimismado en pensamientos sobre compartir el trayecto con mi sobrino, charlando sobre lo que podría ver por la ventanilla (¿quizás algún corzo, entre los pinos de la Almenara?), o sobre qué es lo que le gusta más, además de leer. A veces, imagino que la cola de zorro que he visto cruzando la carretera, es en realidad algún ser mitológico, de esos que poblaban los pueblos de nuestros antepasados. Un pequeño duende, utilizando la cola de algún zorro como parte de su camuflaje, dispara mi imaginación durante quizás 30 segundos que dan para verle huir hacia un poblado en medio de alguna vaguada, entre 2 ó 3 encinas centenarias, salvaguardado por zarzales impenetrables. Una pequeña sociedad silvestre, subsistiendo en algún rincón invisible, a escasos kilómetros de la casa más cercana.

La ráfaga de otro coche circulando en la dirección opuesta me saca de mi imaginación, me vuelve a sentar al volante, camino del trabajo. Le doy otro trago al café, y continúo.

jueves, 26 de diciembre de 2019

Cumbres borrascosas

No, tranquilidad, no voy a hablar del libro de Emily Brontë. Hablaré de las vistas que puedo disfrutar desde el salón de Villa Kampirri, de cómo hay ocasiones en que las nubes del cielo se separan de la niebla, que parece bañar los montes cercanos como si fuera espuma, deslizándose entre las copas verdes y grises de los pinos.

De cómo hay veces que me quedo ensimismado, paseando la mirada sobre el bosque hacia el infinito, hacia el valle que se abre en dirección sur, hacia el Puente Mocha. Paso de fijar la vista en un pino que sobresale, a un pájaro que busca refugio del viento en el olivo que tengo junto a casa. Las ramas se mecen al aire, y me doy cuenta que está comenzando a llover. Una leve e imperceptible cortina de diminutas gotas, ha cubierto por completo el suelo de agua y charcos, repiquetean de vez en cuando en el patio, suenan palmaditas de agua que caen del tejado.

Las nubes se han acercado a la niebla, ya no hay casi forma de distinguir dónde empieza una y termina la otra. Ahora todo se ha vuelto difuso, apagado por una capa gris hasta donde se pierde la vista, y ya no hay pájaros volando, ni cielo para sustentarlos. Sólo griseza alrededor de casa.

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Arrastrando sonrisas

Parece que la melancolía no me termina de dejar tranquilo, se alterna con momentos de distracción, un poco más alegres, pero son escasos, o eso me parece.

Es cierto que, en la oficina, o en las reuniones sociales, apenas dejo que se note. No quita que ciertas personas, un poco más empáticas que el resto, se den cuenta de que algo no termina de funcionar dentro de mi cabeza. Llego a cualquier sitio con gente, y me pongo la media sonrisa como quien se quita un gorro de lana.

Es algo automático, que no termino de controlar. Como un escudo permanente, he aprendido al menos a no forzarlo, a no tirar de humor con tanta facilidad como hacía cuando era más joven. Si se fuerza algo, termina por romperse. En el caso de mis risas, terminan por partirse en lágrimas. Cuanto más esfuerzo invierto en disimular, peores resultados obtengo a nivel emocional, y es cuestión de días.

Puede que esto os preocupe en exceso, puede que os importe lo mismo que una hoja cayendo de un árbol. Ignoro cómo saldré ésta vez del bache, pero tengo claro que lo superaré, como hago siempre. Sé que es cuestión de darle otra vuelta, retorcer un poco más lo que sea que me ronda, hasta conseguir fijarlo y buscarle una solución.

Mientras tanto, seguiré con mi rutina, despertándome tempranérrimo, yendo a currar y volviendo a casa, intentando viajar un poco más, arrastrando los pies o avanzando a trompicones, al final, lo importante, es sentirse bien.

viernes, 22 de noviembre de 2019

Oscuridad animal

Fuera de los cristales, la oscuridad se va salpicando de pequeñas gotas, constantes, mientras las sombras que se mueven, fugaces, en los límites del foco de luz, se van sucediendo. Árboles y arbustos, matorrales y piedras de granito, van turnándose de forma aleatoria, en los márgenes de la carretera negra, con algunas hojas muertas, aquí y allá.

La negrura rodea todo, se intuye en el retrovisor, se podría casi palpar estirando cualquiera de las manos hacia su correspondiente lado. El cielo es completamente negro, ninguna estrella se distingue en el manto que es el cielo, despejado de nubes. A duras penas se puede intuir la silueta de las montañas que flanquean el valle, no hay rastro de la Luna, o de reflejo de otras luces que no sean las del coche.

Otro arbusto, otro conjunto de piedras enredadas en las raíces de un viejo roble, y de repente esos dos puntos luminosos, pequeños soles amarillos, me hacen frenar levemente, como suelo hacer cuando algún incauto animalito decide pasear demasiado cerca del asfalto. Ésa mirada, apuntándome directamente, desde detrás de un pequeño grupo de pinos jóvenes, entre las retamas que sé perfectamente que cubren ésa parte del linde de la carretera, invisibles ahora en la negrura rayada de grises, decía que ésa mirada se movió con lentitud. Al menos eso parecía.

Fugazmente me pareció ver levantarse una figura, cuya altura no se correspondía con el tamaño que debería tener la cabeza tras aquellos pequeños ojos brillantes. Me pareció, en un primer instante, que podría ser un zorro o algún corzo, abundantes en la zona. Quizás un jabalí no demasiado grande, pero lo que se irguió no podía ser más pequeño que un caballo, uno desde luego enorme. Instintivamente, cambié el pie de un pedal al otro, intentando no apartar la mirada del lugar donde estaba la criatura, tratando en vano de distinguir su forma o su postura, pero sin dar gas. No tengo claro si quería asegurarme de haber visto lo que me decía el cerebro que era imposible, o no arriesgarme a tomar una curva demasiado rápido y quedar a su merced.

Cuando dejaron de estar estáticos y comenzaron a acercarse hacia la carretera, hacia el lugar que iban a ocupar los focos de luz del coche, empujé el pie hasta donde hacía tope y en un frenético minuto, que pudo haber durado años o apenas un suspiro, conseguí alcanzar las primeras farolas del siguiente pueblo...

martes, 19 de noviembre de 2019

Sucia lluvia

Parece mentira que estemos en una de mi épocas preferidas del año, y no consigo sino contener a duras penas mis propias lágrimas. La lluvia ya no me limpia las ideas, ni el aire consigue arrastrar mi pena como lo hace con las hojas.

Todo parece anegado a mi alrededor, una ciénaga húmeda y oscura, cubierta con un manto de hojas muertas. Las ramas secas de los árboles, crepitando con los vaivenes del aire, raspan y chocan las cortezas, en un lamento continuado salpicado de crujidos.

El frío va cambiando las pequeñas gotas, náufragas en medio del viento, en copos de nieve. Pequeñas y sucias estrellas de hielo, miserables y apelotonadas en ráfagas discontinuas, van chocando contra la ventana. Se acumulan bajo la mirada perdida, y sin encontrar apenas contacto con el cristal, se funden en una masa de escarcha gris.

Mi pobre razón vuelve, una vez más, a arrastrarse por el mismo barro de recuerdos, de sueños medio olvidados y suspiros en el silencio, en la penumbra de otro día gris oscuro.

jueves, 7 de noviembre de 2019

Tristeza perenne

¿Por qué derroteros se derraman tus caricias? ¿Dónde conseguirás que se posen tus dedos?

Cada mañana pienso en el incomparable amanecer que me podría traer tu mirada, recién abierta al mundo, si no fuera por la inconmensurable distancia que nos mantiene, como una dualidad inexorable, inevitablemente separados.

Cada noche sueño con mirarte y abandonarme a la inconsciencia, con acercar nuestros cuerpos con mil excusas diferentes, con mil maneras de rozarnos. No puedo evitar soñarte, y tampoco estoy muy seguro de querer alejar mis pensamientos de tu dirección.

¿Por qué mis dedos no consiguen siquiera rozarte? ¿Dónde se pierden mis palabras, si no es en mi mente?

Quizás debería dejar de cercenar lo que lleva creciendo en mis pensamientos demasiadas lunas, es una lucha futil que me empieza a pasar factura. Ya me está costando demasiado, en salud mental y física. Me siento exhausto y al mismo tiempo, no soy capaz de descansar bien, de conciliar un sueño reparador que me haga levantarme, de nuevo, pletórico de energía.

Mis ganas de empezar un nuevo día se disipan, como las nubes sobre una montaña cuando empieza a calentar el sol, cuando descubro al abrir los ojos que sigues sin estar a mi lado. La soledad y la tristeza me inundan, y con ése peso, me obligo a salir de debajo de las mantas. Me enfundo los pies, y arrastro ése peso lo que queda de día.

jueves, 31 de octubre de 2019

Películas y series vistas en 2019 (Otognatto vivace)

Bueno, pues tras el intermedio, continuamos donde lo dejamos en la anterior parte de ésta saga de visionados, y justo antes de comenzar la última entrega.

Blade runner 2049 (terminada de ver)
Glass
Avatar (ooootra vez)
Cristal Oscuro: la Era de la Resistencia  (serie animación) Marionetas tradicionales y CGI (lo justito) porque para qué elegir. 1a Temporada entera, los 10 capítulos, en 3 días: el primero para quedarme dormido con el primer capítulo, y los otros 2, un no parar.
Venom
Dentro del laberinto
Dagon, la secta del mar
Dragones gemelos
Dragon blade
El cuento de los cuentos. Tiene momentos molones, y momentos muy duros, rozando lo gore.
El maquinista
El mito
El Grinch
Full Metal Alchemist: El conquistador de Shambala (animación)
Full Metal Alchemist: La estrella sagrada de Milos (animación)
Free solo (documental)
Furia ciega
Gantz: 0 (animación)
Hellboy (2019)
Hiena salvaje. Creo que la vi no hace tanto, pero mira, es del jovencito Jackie Chan, que siempre es bien, y encima tiene un combate travestido.
New Police Story. Estaba empezando justo en la TV, y la tuve que ver :P
Hércules, el origen de la leyenda
Inuyasha: la batalla a través del tiempo (animación)
Inuyasha 2: el castillo de los sueños en el interior del espejo (animación)
Inuyasha 3: la espada conquistadora (animación)
Kung fu yoga. El principio de la peli me hizo dudar sobre si era animación, porque ver a Jackie Chan en una batalla con elefantes, rollo CGI chungo en plan "Beowulf"... Pero luego se pasa y es imagen real, con las arrugas que le conlleva al bueno de Jackie.
The Shadow (La Sombra)
Spawn. Por seguir un poco con la animación por ordenador de los locos 90.
Masters del Universo
Las vacaciones de Jesús y Buda (animación)
El Lórax (animación)
Dragon Lord. Traducción en off, "El Maestro de los Dragones". También por seguir con Jackie Chan, y porque éstas pelis "de chinos" siempre dan para un buen rato.
Vengadores: End game (sí, otra vez)
Los mundos de Coraline (animación) Basada en un relato de Neil Gaiman, es un gozo de animación, de historia y de todo...
Héroes humildes (animación)
Aladdin (2019)
Mortal engines
Mucha sangre. Sin poder ver el final, porque estaba cortada en el enlace D:
Nicky, la aprendiz de bruja (animación)
Desaparecido en Venice Beach. Jason Momoa haciendo de narco mexicano, Bruce Willis montando (en pelota picada) en monopatín, o haciendo surf con John Goodman, ¿qué mas hace falta para verla?
Ocean's Eleven
Ocean's Twelve
Ocean's Thirteen
Máquina de guerra. Agradable sorpresa ver a Brad Pitt corriendo la mitad de la película de una forma "peculiar", en medio de Afganistán, o a Ben Kingsley interpretando al presindente Karzai. Recomendable verla, amiguitxs.
El sargento de hierro
One Piece, la película: el tesoro de Wunan (animación)
One Piece, la película 2: aventura en la Isla Engranaje (animación)
One Piece, la película 3: el Reino de Chopper en la isla de los animales raros (animación)
One Piece, la película 4: la aventura sin salida (animación)
Hanna
Babylon A.D. Otra peli que ya había visto, pero empezó cuando estaba viendo la TV, y la volví a ver
One Piece, la película 5: la maldición de la Espada Sagrada (animación)
One Piece, la película 6: el barón Omatsuri y la Isla de los Secretos (animación)
One Piece, la película 7: el soldado mecha gigante del Castillo Karakuri (animación)
One Piece, episodio 8: la saga de Arabasta (animación) Se corta en el minuto 24 D: (a medias)
One Piece, episodio 9: el episodio de Chopper (animación) Se corta en el minuto 24 D: (a medias)
One Piece, la película 10: Strong World (animación)
Ong bak
Operación U.N.C.L.E.
Primer Escuadrón (animación)
Perdita Durango
Grind House: Planet Terror
Grind House: Death Proof
Parker
Punto límite: cero (la mencionan en Death Proof, y había que verla, ¿vale?)
Pan
Redención
Rollerball
Shingeki no Kyojin: El ataque de los titanes
Shingeki no Kyojin: El fin del mundo
Serenity
Space Battleship Yamato
El Avispón Verde. Conocía la versión de 2011, pero ésta de 1966 con Bruce Lee y 3 mini historias es puro género pulp, y una banda sonora rollo melodía jazz casi constante, muy molona.
Straight Outta Compton
Stardust
Spriggan (animación)
El mecánico
The Seven Deadly Sins: Prisioneros del Cielo (animación)
Ghost in the shell: Arise (1-4) (animación)
Todo en un viernes
Una pandilla alucinante
Joker. Me pudo el ansia y la he (mal)visto en screener. Grandérrima actuación del hijo del guapo del Equipo A, que consigue transmitir angustia, soledad y rabia con el mismo "cuerposcombro" que yo. Sin City 2: una dama por la que matar
Scooby Doo y Batman (animación)
El sentido de la vida
Zipi y Zape y el Club de la Canica. Bastante mejor de lo que me esperaba. Lo justito para animarme a ver la segunda peli.
Zipi y Zape y la Isla del Capitán
Batman vs. Tortugas Ninja (animación)
Batman (1989) La de Tim Burton, vaya
Los locos del Cannonball. Ya sé que la vi no hace tanto, pero ver a Jackie Chan haciendo de él mismo, como si fuera el mejor piloto japonés, no tiene precio
El libro de la selva: la aventura continúa. Con una jovencita Lena Headey, ojo al dato.
It, parte 2
Parchís, el documental
The boys (Temporada 1, episodio 1)
Un trabajo en Italia. La versión de 1969, con Michael Caine y (flipad) Benny Hill.
The italian job
Golden job
The boys (Temporada 1, episodios 2 al 5)
1997: Rescate en Nueva York

De ocupa-guardés en casa de mi madre, he podido ver en la tele, además de una variopinta mezcolanza de programas de entretenimiento, la superproducción del año: "Valley of the Fallen: Exumation", en vivo y en directo (y haciendo zapping para desinformarme mejor). Y también los siguientes filmes:
Taxi 4
Desafío Total (2012)

Seguimos con The Boys (Temporada 1, completada). Han sido sólo 8 capítulos, pero ojocuidao, que la adaptación del guión de Garth Ennis se las trae, y no hay capítulo sin al menos un par de respingos en el asiento.
La muerte de Superman (animación)
Sombra
Golpe en la pequeña China
Gurren Lagann: el fin de la infancia (animación)
Gurren Lagann: las luces en el cielo son estrellas (animación)
Eat locals
Deathstalker, el último guerrero. Un putrul mezcla de Conan de serie Z, pressing catch, mucho látex y chorros de sangre, y una cantidad innecesaria de tetas. Tan innecesaria como la propia película.
En el nombre del rey. Con un elenco de renombre (incluyendo a Burt Reynolds y éste meme de Ray Liotta), y un guión en principio interesante, es un bodrio descomunal: efectos chimbos, montaje regulero, y no me hagáis hablar más, porque no terminamos...
Blade runner: apagón 2022 (animación, cortometraje)
Ratchet y Clank (animación)
Batman contra Drácula (animación)

Y bueno, os voy dejando. Si habéis llegado hasta aquí, podéis reclamar vuestra recompensa mediante comentario, like, RT, SMS, DVD, VHS o cassette.

lunes, 28 de octubre de 2019

Tristeza permanente

Una tristeza me acompaña desde hace un tiempo. Una tristeza más profunda que la habitual melancolía que arrastro, como una condena, desde mi infancia. Sé el origen de mi melancolía, e intuyo el de la tristeza, pegajosa durante el día y aceitosa por las noches.

Mi padre murió siendo yo pequeño, y ésa marca en el carácter, ésa taciturna calma, me ha acompañado desde entonces. A veces leve e imperceptible, apenas un pequeño gesto en medio de la rutina de los días felices; otras rozando la depresión e incitando a terminar con todo, a hacerme daño, a hacérselo a otras personas.

Días, semanas, puede que meses atrás, mi cabeza empezó a rumiar una idea, a darle vueltas a la estúpida certeza de que sigo sólo. Acompaño a mi sombra a cada sitio que va, voy detrás del segundero como un perro persiguiendo moscas, y lo único que tira de mi cuerpo enterrado en el cansancio es la rutina. Cada día me pesan más los hombros, cada noche noto la espalda un poco más encorvada, y los ojos más llenos de lágrimas buscando un pequeño agujero por el que escapar.

Intento sin éxito darme ánimos, forzar la sonrisa en mi cara ya no funciona, como tampoco lo hace ponerme una nariz de payaso y mirarme al espejo. Cada día es más difícil mantener la máscara de indiferencia, con la boca esbozando algo que no debería ser una mueca. En cualquier sitio en que esté me apetece no estar, o encerrarme en algún pequeño cuarto, acurrucado y sin apenas ocupar espacio. Termino por obligarme a salir de casa, a pasear sin rumbo ni noción del tiempo, y aún así no consigo dejar de pensar ni centrarme en ningún pensamiento concreto. Me descubro divagando sobre cosas que no me preocupan, ensoñando hipótesis y condicionales, pero no soy capaz de seguir un hilo coherente, convertir en monotema lo que realmente me impide conciliar el sueño y me deja extenuado.

Y aún así, amanece cada día soleado pintando de gris mi interior. Las oscuras golondrinas son negros recuerdos, negro llanto que desde lo más profundo se convierte en mueca sonriente al salir. Ya ninguno de los trucos que utilizaba antes funciona, y por más que lo intento, no consigo desprenderme de éste halo de tristeza, ésta abrumadora sensación de congoja...

lunes, 14 de octubre de 2019

Tardes Repetidas

Sin hacer nada, otra tarde pasa, dejando atrás otra mañana de hacer nada. Dejando que vayan escurriéndose los minutos del día, a través de las tenues nubes de humo que liberan, inexorablemente, los cigarrillos que van llenando el cenicero y las horas.

De nuevo he pensado en ti, en qué podría haber pasado... y vuelvo a dejar entrar en mi pecho la tristeza de saberte tan lejos. Vuelvo a tumbarme, mirando el techo, y dejo que mis ojos recorran, de forma aleatoria, cada pequeña imperfección. Mi cabeza vaga sin rumbo de un recuerdo a una fantasía, de algo que fue a algo que nunca será.

Me incorporo otra vez, buscando la verticalidad, otro cigarrillo y una lata de cerveza. También me apetece una caricia que sé que no tendré, un leve roce de una piel ajena, unos labios acercándose a los míos, recorriendo cada pequeña muesca del pellejo, haciéndome perder la noción de la realidad y del tiempo. Me conformo con el tabaco y la cerveza, y asomado a la ventana compruebo que el cielo de la tarde ha dejado paso al oscuro techo de la noche.

Aún pasarán varias horas hasta que me deje vencer por el sueño, horas que pasaré imaginando cómo sería despertar junto a ti cada mañana, saborear tus labios y tu piel; cómo sería compartir el café de cualquier mañana de invierno, mirando el mismo horizonte a través de la ventana; especulando hacia qué lado del sofá nos tumbaríamos a ver una película, acurrucados bajo la manta...

¿Cómo habría sido todo, si no me hubiera ido? ¿Nos habríamos dado el capricho de dejarnos descubrir en la adolescencia? ¿Habríamos empezado con un roce de manos, en algún cine? Son tantas las preguntas, las hipótesis, tantas posibilidades perdidas entre los cojines de la distancia, y tan poco el valor para poner voz a lo que siento.

Archivo de la bitácora