jueves, 17 de julio de 2008

Resúmen de unas vacaciones

Bueno, ya estoy de vuelta por estos lares, con noticias frescuelas de mis aventuras (también podéis leerlas en http://theweedgang.spaces.live.com/).
A finales del mes pasado partí con mi mejor mitad y la mochila rumbo al norte, a la Patria Querida, destino 1: Oviedo, destino 2: Ribadesella.
Una vez allí los siguientes destinos fueron: Colunga y la playa de la Griega, parada en Gijón con comidita en medio y pa'Cudillero, el hostal de Dave y Bety (un saludo) y toooodas las escaleras, Castropol y la acampada en el Campo de la Paloma, cruzamos la ría del Eo con el sr. Manuel rumbo a Ribadeo.
Ya en terras galegas el destino final era Ortigueira, así que pasamos parando por Rochela (apeadero FEVE: Esteiros), acampando al lado de la playa de As Catedrais, Viveiro y Covas repitiendo en el camping del año pasado pero un poco más quemados (gracias, Sol).
La verdad es que han sido bastantes días nublados, con las lloviznas características de las tierras pisadas. Un viaje en toda regla, con final en el festival de Ortigueira: acampada libre, centenares de hippies, punkies y demás fauna viviendo en armonía (gracias a las sustancias imperantes), Ribeiro, conciertos de folk degenerando en una versión tremenda del "We will rock you"...
Una vuelta de 10 horas de autocar (11:50 am - 22:00), con transbordo en Ferrol, que no le deseo a nadie (bueno, a casi nadie).
No sé si gracias a sufrir un poco más durante el viaje, o a la ingesta de drogas, he vuelto a los mandriles sin ciática. He vuelto a pedalear tras un período de abstinencia obligada, y unos ligeros ajustes a la Orbea, me congratulo en hacer publicidad (no remunerada):
www.somostrafico.com <- Foro de usuarios del pedal (de bici)
Y os recuerdo 2 cosas: el próximo domingo 20 se celebra la Batalla Naval de Vallekas (llevad cubos y barreños para mojar a los demás) y el jueves 31 es la BiciCrítica Pirata (trae tu bici/patines/monociclo/tándem/velocípedo/patinete y pistolas de agua, se agradecerá la estética Jack Espárragou y Capitán Garfio).
Os dejo con la promesa de futuros documentos gráficos, un resúmen un poco más amplio de lo que ha pasado durante el viaje, y un conejo... digo, consejo:
Respetad a los ciclistas, que también somos personas. De hecho podría ser un colega, un hermano, o yo mismo.
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora