jueves, 4 de febrero de 2010

Cuando intentan robarme

Es la sensación que se me ha quedado hoy en el cuerpo... Mi último día de curro, me llaman las de RRHH para decirme que, como he dado sólo 15 días de preaviso, cuando en contrato y convenio dice un mes (para directivos, técnicos y titulados), pues que debo 100 €uros.
Suma que me han retenido la nómina de Enero y aún no me lo han ingresado.
Suma las condiciones de explotación que hay en Osiatis (en teoría 25 telecirujanos dedicados para el Ministerio, en la realidad en total somos 10 u 11).
Suma que esto está un poco más allá del culo de Madrid, a mano derecha.

El resultado, una actitud de "si no te mola, ráscame las bolas", y la idea de salir a las 14:00 (en lugar de las 16:00 habituales) para irme de cañejas.

El conejo... digo, el consejo de hoy es: No dejes que nadie te haga tragar mierda. Nunca, bajo ninguna circusntancia. Porque te acostumbras tanto que empieza a gustarte, y al final no distingues tu boca de tu culo.
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora