martes, 7 de octubre de 2008

Conciertos orquestados

Pues como iba diciendo por ahí detrás, el pasado fin de semana estuvo completo:

- Viernes: concierto en la sala Caracol (El Hombre Linterna + Los Petersellers) gracias al regalo de cumpleaños de Lau (entradas 0000001 y 0000002, fomentando el freakismo latente en mi interior).
- Sábado: tarde de cine "Ché, el argentino" acompañados por la señorita Gabriela (hola Gabi).
- Domingo: excursión a Cotos con Rocío, Ivan y Ana, y los cánidos Belcha y Negu.

Y entrando en detalles... el concierto fue la repera. Me acosté el jueves con la garganta inflamada por algún virus, me levanté esputando los pulmones, y lo que quedaba me lo dejé cantando a grito pelado. "El Hombre Linterna" lo forman algunos colaboradores de "El Hormiguero", a saber Damian "Cigarro", Juan "Ajenjo", Marron, y luego unos amigos Gerardo, Gonzalo y Bebeto. Apareció Flippy a "colaborar" en uno de los temas finales. Tocan canciones de series de nuestra infancia, de los 70 hasta hoy. Abrieron con "Dragones y Mazmorras", y fueron pasando por "David el gnomo", "La abeja Maya", "Comando G", "Bola de Dragón", "La Bola de Cristal" (yo también quiero que sea el nuevo himno nacional), y cerraron con la mítica mitiquísima "Fragguel Rock". Consiguieron caldear a la gente que abarrotábamos la sala.
Una visita al baño después, llegaron "Los Petersellers", ataviados de tunos y autollamándose "los Pedro Solbes" empezaron con la Petercanción... y entre tiranteces semi-fingidas con el público de las primeras filas, y desnudándose poco a poco el cantante, fueron desgranando algunos de sus Best Sellers con temas del nuevo disco (lo siento, pero no soy tan fan como para hacerles publicidad gratuíta). A la salida, y para "mejorar" el estado de mi garganta, nos fuimos andando (y fumando) hasta la cueva.

La peli no está mal, pero tampoco te dice demasiadas cosas nuevas sobre el tema. De hecho no sorprende, es de esas cintas que no te dejan mal sabor, pero que tampoco destacan especialmente. En ése sentido me gustó más "Diarios de motocicleta", por la relación del Ché con su colega de juventud.

Y llegó el domingo, y entre llamadas de "no voy" y "al final sí voy", nos personamos en la sierra, primero en la terraza del bar del Puerto de Cotos, a la entrada del Parque Natural del Peñalara, y luego ya por caminos y pistas forestales hasta no-sé-dónde, que paramos para comer y dar la vuelta. 6 (léase seis) horas de paseo por el monte, viendo correr a los perros por delante y por detrás, observando bichos y charlando con los colegas. La próxima vez hay que ir el sábado para descansar el domingo.

La orquesta de la BiciCrítica volverá a actuar en las calles de Madrid, ésta vez para celebrar su 4º Aniversario, el día 30 del mes en curso (Octubre Rojo). La llamada "BiciCrítica Elegante", sucederá sobre las ocho de la tarde, en la Plaza de Cibeles, y recorrerá las calles de Madrid entre chisteras y pamelas, corbatas y trajes de noche, silenciosamente y sin contaminar, para terminar la fiesta en el CSO Palacio Malaya (calle Atocha, 49, creo). Tupperware Party, introduciendo a modo de prueba el Proyecto Plat.OS (en lugar de fomentar el uso y abuso de platos desechables, se favorece la utilización de vajilla reutilizable particular, es decir, cada uno con su plato), y compartiendo las distintas viandas que cada un@ aporte.
Seguramente me decante por un modelo de vestimenta retro, pero aunque no vayáis, colgaré documentación gráfica (fotos) después del evento (si voy, claro).

En otro orden de cosas, estoy casi contratando el ADSL para la cueva (sí, volveré a ser una persona del siglo XXI, en lugar del siglo XIX), con lo que podré escribir más chorrad... artículos en la bitácora (sí, eso, artículos...). Ahora os dejo con el conejo... digo, consejo del día:

Id de vez en cuando al monte (pero sin dejar nada que no estuviera ahí) a respirar aire de verdad, vuestros pulmones os lo agradecerán. Y si váis en tren, mejor que en coche.
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora