viernes, 9 de enero de 2009

Resúmen de una nevada

CAOS. Eso podría ser todo, pero también ha dejado a un montón de niñ@s encantados. Se han cerrado colegios, la gente no llegaba al trabajo, 400 km de atascos en la comunidad de la esperanza, miles de llamadas al unounodos... Por 20 centímetros escasos de agua cristalizada, algo más de 5 pulgadas de nieve, algunos millones de personas no han podido seguir con su rutina.
Eso en Madrid, porque en Palestina siguen muriendo civiles inocentes, hasta llegar a los 800. Sigue la rabia contenida alrededor del mundo, y me han llegado varios correos informando sobre la manifestación en repulsa de los cobardes ataques israelíes sobre población palestina, en apoyo al valiente pueblo palestino, que resiste desde hace ya 15 días bombardeos, disparos, registros y violaciones de sus derechos. El gobierno "víctima del holocausto nazi", se ha probado el uniforme del reich para masacrar impunemente, para saltar sobre las condenas internacionales y la burocracia de la ONU.
Si habéis disfrutado de la nieve, enhorabuena, habéis olvidado la guerra, la crisis, el cambio climático, los problemas de vuestra vida cotidiana. Ironías de la vida, porque algo tan simple y cíclico como las nevadas invernales hace aflorar los recuerdos de la infancia, la niñez sale de los huecos del olvido y dibuja sonrisas con copos simétricos y dispares.
Hoy tampoco hay consejo, pero hay anécdota. El pasado miércoles fui al taller de auto-reparación de bicis de SECO con mi mejor mitad y las dos burras, para probar el enganche del sound system que me toca remolcar (y añadir música jevilorra) en la bici de carretera. Pues una vez allí, saludado a las caras conocidas y probado el enganche (en la de montaña), apareció un lector confeso de mis aventuras y desventuras al que saludo desde aquí (Hola Pablo), y aprovecho para repetir, one more time, que podéis comentar lo que queráis, eso sí, moderado más o menos a menudo para evitar a los trolls y demás fauna.
Esta perla de orgullo pre-juicio les ha sido ofrecida por: Ley de Libertad de Expresión del Gobierno de Turno. Disculpen las moles (piiiiiiiiii)
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora