jueves, 28 de mayo de 2015

Ex-conocidas

Me gustaría escribir ésta entrada más tranquilo, pero me estoy haciendo demasiada mala sangre hoy y necesito echar un poco de mierda fuera...

Gracias, Laura, por ser mi compañera de viaje durante muchos años y demostrarme luego que no he conocido a la misma persona que ahora me putea.

Gracias por devolver el recibo que me ha dejado sin conexión a internet en casa, y por que me cueste 30€ restablecer la línea (bueno, esto también gracias a Vomistar).

Gracias por tardar en saldar las cuentas que tenemos pendientes, y por ello no poder cerrar el ciclo.

Gracias por tus líos mentales, que me han tenido dependiendo tantos años.

Gracias por demostrar que se puede caer más bajo, que se puede ser más rastrera y vil que quienes se llevaron tus críticas y desprecios mientras estuve a tu lado.

Gracias por tus constantes mofas, burlas y mierdas en general, que hacen que me hierva la sangre y me crispe, porque luego la calma que me invade es aún mayor.

Gracias por decir de mi que tengo una opinión diferente con según quién esté, porque me sigo comportando igual que siempre con cualquier persona. Aquí extiendo las gracias a todas mis amigxs y gente cercana, porque siguen ahí cerca aunque las distancias sean grandes.

Gracias, porque por fin puedo ser libre sin depender de ti.

En realidad no te doy las gracias, espero que el Kharma te las dé por mi...
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora