miércoles, 1 de julio de 2015

Ex-conocidas (II)

Esto que parece el cuento de nunca acabar, va a terminar siendo el rosario de la aurora: una vez aceptadas las condiciones económicas y la fecha de firma, el acuerdo ha vuelto a cambiar unilateralmente (para variar).

Lo que habíamos acordado ya no sirve, porque ha soplado el viento y la opinión de Laura ha vuelto a modificar su rumbo. Pero ésta vez estoy mucho más tranquilo, porque me permite jugar una mano que no quería ni plantearme, pero "a la fuerza ahorcan".

Me quito de en medio, no puedo seguir con ésta rutina que no me aporta nada, que me cansa y llena de hastío. He dejado el tema en manos de un profesional (no es nada ilegal, ojocuidao), y a partir de ahora voy a dedicarme únicamente a mi. Ésta preocupación ya no figura entre mis preferencias.

Es más, ahora le pido al Kharma que sea generoso y le de a Laura el doble de lo que merece.
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora