miércoles, 15 de julio de 2015

Ex-conocidas (y III)

Se acabó. Carpetazo al tema. El pasado jueves conseguí quitarme tan insigne marrón de encima, no sin antes tener un "bonito" detalle por parte de Laura: firmar en salas diferentes.

Llegó escoltada por su padre y hermano, y yo al sol esperando a mi abogado en la puerta de la notaría. Cuando subimos, nos dijo la recepcionista que en salas distintas (como si fuese peligroso, o algo), y al irnos, nos tocó esperar a que salieran antes.

Al día siguiente ingresé los cheques, con cierta desconfianza desmerecida: todo correcto.

Y con ésto y un café, hasta que nos volvamos a ver.
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora