miércoles, 10 de septiembre de 2008

Detractores y bicicletas (Diarios de bicicleta 1)

Cansado un poco de escuchar frases como "Madrid no es para bicis" o "No tenemos tradición ciclista", diré algunas cositas. La primera es que la tradición ciclista en éste país que nos ha tocado vivir viene de los tiempos de Bahamontes, o nadie se acuerda de jugar a las chapas en el cole con los equipos de la Vuelta o el Giro, o de los 5 Tours de Induráin.

Lo de Madrid ya es para mear y no echar gota, lo que no es para bicis, ni para nadie, es el tráfico motorizado. Llenan las aceras y calles hasta atascarlas, ensucian el aire de tod@s cada día, rugen, pitan y cantan atronadoramente. Pero el que molesta es el que va en bici, demasiado despacio para correr por el mismo carril que las latas, demasiado silencioso como para molestar a ningún vecino de sueño ligero, y demasiado limpio como para habitar en la megápolis que será Madrid cuando terminen las obras de mejora.

Hoy, viniendo a trabajar... bueno, viniendo al trabajo, con relámpagos de tormenta, y la lluvia aguantando, me han pitado varios coches, aspaviento de brazos de la copilota (no sé si la palabra existe) incluídos. ¿Molestaba, o lo habré entendido mal? Quizás no lo explico bien, era una calle de doble carril por sentido, y un semáforo en rojo nos esperaba 100 metros más allá. Para cuando les he adelantado en el semáforo, aún no estaba en verde, pero como no venía nadie, yo he pasado, sin pitar ni insultar a nadie. ¿Será que les jode sobremanera el hecho de que yo no pague por circular, ni por desplazarme? Que tomen ejemplo.

"Me preocupa mucho el medioambiente, no quiero que mis hijos respiren toxinas, pero les llevo al cole en el todoterreno y lo dejo en doble fila, con el motor al ralentí". Señoras y señores, la lógica contemporánea imperante.

"Cómprate el nuevo ______________ (modelo de coche) y ayúdanos a mejorar el medio ambiente por sólo nosécuántosmil euros", ya sabéis, conducid y emitid menos CO2, pero seguid emitiéndolo para mejorar el aire que respiramos. Ganas dan de meterles en la boca a los publicistas el tubo de escape "limpio y ecológico", o a los dueños de las marcas, responsables de marketing, o a los que se creen lo que les dice el anuncio.

"La sensación de libertad de mi coche no me la va a dar nada, puedo ir donde quiera, cuando quiera", sí, pero siempre que pagues el seguro, permiso de circulación, gasolina o gasoil, y que no quieran varios miles de conductores más ir al mismo sitio a la misma hora. Recuerden, no hay atascos en las ciudades o carreteras de acceso, es tráfico muy lento; las "operaciones salida/llegada" no las orquestan las petroleras ni los fabricantes de automóviles, son casualidades de la vida que tod@s nos vayamos o vengamos de vacaciones los mismos días...

Me pregunto qué será lo próximo, ¿ahorrar agua tirándola a la calle?, ¿comprar 2 unidades de cada cosa, por si perdemos una de ellas?, ¿llamar por teléfono en vez de utilizar los porteros automáticos o timbres de las puertas?, ¿pagar por trabajar? Al paso que vamos, cerca lo tenemos, y no creo que sea por culpa de tal Gobierno, o de pascual alcalde. Al menos, no es todo culpa suya, que en teoría les elegimos entre tod@s, y cada uno piensa por sí mismo, con más o menos credulidad. Por mucho que te diga una cosa el anuncio, no eres ciego a tu propia experiencia. Ejemplo ilustrativo (Atención: puede provocar ansias de conocimiento y sed):

La marca roja de refrescos, tras decir dónde esconde su fórmula secreta, afirma no contener conservantes ni colorantes. Vale, entonces que me digan que son, en la parte de los ingredientes, "colorante E-150d, edulcorantes E-952, E-950 y E-951, acidulante E-3338 y E-330 y aromas". Ya puestos, que me digan por qué contiene una fuente de fenilalalina y qué carajo es eso.

En fin, como no todo van a ser malas noticias, continua el proyecto "La Criticona", la masa crítica interplanetaria en Madrid. Para más info (aquí la novedad novedosa) http://lacriticona.ourproject.org/ o en http://bicicritica.ourproject.org/web/

Y para terminar, el conejo... digo, el consejo de hoy: reutilizad cosas que vayáis a tirar buscándole un nuevo uso, reciclad, y no habléis con extraños que lleven antifaz o pasamontañas (excepto si es carnaval).
Publicar un comentario

Archivo de la bitácora