martes, 9 de septiembre de 2008

Volveré

Vuelto al turno mortífero, y aún sin Interné en la casa de la guasa, os pongo al corriente de las novedades novedosas:

Vueltas que da la vida, desde la pasada semana, un cúmulo de acontecimientos han precipitado todo: tenemos el único cartel de los buzones hecho a mano, 2 (léase dos) cómodas de oferta de una conocida marca sueca nos van a facilitar el almacenaje de sudaderas y jerseyses... ¡¡Si hasta he estado un día sin medicación!! (Bueno, para ser sincero, me mediqué por la noche, pero pasadas las 12).

Vueltas han dado los pedales de la Orbea, rebautizada Torpeda por mi mejor mitad, para subir al Retiro, para pasear por el barrio, para subir a ver a mi abuela y que al final no estuviera en casa. Y hoy, que ha vuelto a subir las cuestas de camino al curro.

Volvimos a saltar con las canciones de Gwendal el pasado sábado en las fiestas de Alcorcón (léase Hardcorecón, junto a Bronxtoles). Llegamos tarde y nos perdimos a Jethro Tull. Y todo por cenar en el Palacio Chino que hay en la entrada de Alcorcón Centro. Caro para ser un chino, raciones ridículas para ser un chino, y demasiado chino para terminar de convencerme (Buda gigante de color rosa y ropas doradas en la entrada incluído).

Volviendo al tema, aprovecho para saludar a los (expresión de hondo orgullo y satisfacción al más puro estilo JuanCar "The Kinkg of Mambo" de Borbón) cada vez más numerosos lectores y lectoras de mi/vuestra humilde bitácora: Mayte, de nuevo gracias por el enlace, y muchos ánimos por tu magnífico trabajo de concienciación urbana sostenible (para más info: http://www.biciplegable.es/ ); Isma e Ibra, que siguen en Manchester: aguantad, chavales; Fer, alias "La Pulga Asesinosa", alias "The Murderous Flea": felicidades con retraso (mental), te hecho de menos, tío, y aunque estos inventos informáticos nos mantienen en contacto, me sigue faltando el punto del absurdo en vivo (y saber cómo va el Proyecto CFB); a l@s demás, os aseguro que hace un rato tenía un montón de nombres y alias en la cabeza, GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Otra vuelta de tuerca: a los señores importantes de las grandes supercompañías de comunicaciones, les hago saber: tengo un precio (no demasiado bajo) y podría poner su anuncio, o el suyo, por una módica cantidad de dinero... Ya saben dónde encontrar a un, ejem, joven comunicador que entre pedal y pedal monta en bici, con un brillante futuro en el mundo de los freaks en palabras del prestigioso comentarista del New York Times, Maximilian Fitzgerald-Stevenson Swchartzkopff-Blitzkrieg.

Y a vueltas con la varita, os dejo con el conejo... digo, con el consejo de hoy: no vayáis a comer al chino de Alcorcón, pasaros por el que hay en Martinez de la Riva, cerca del Hebe (tiene una fachada azul). Es el único restaurante chino en el que he visto comiendo a chinos, y tienen un pan chino, por aproximadamente un euro, relleno de carne, que está de muerte.

Volveré a voltearos las idas y vueltas de mis vueltas por ahí.

Archivo de la bitácora